Vinilo monomérico o vinilo polimérico: ¿cuál elegir? | Plotea2
16952
post-template-default,single,single-post,postid-16952,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Vinilo monomérico o vinilo polimérico: ¿cuál elegir?

El de los vinilos es un mundo bastante extenso, por lo que es común tener dudas a la hora de elegir uno u otro. Los vinilos pueden estar fabricados de distintas formas, algo que afecta a su composición y al desempeño que ofrecen en diferentes circunstancias. Es lo que ocurre en el caso de los vinilos monoméricos y los poliméricos, dos tipos de vinilos que nos ofrecen diferentes prestaciones. En Plotea2 despejamos tus dudas sobre cómo es cada vinilo y cuál elegir según tus necesidades.

¿Qué es un vinilo calandrado?

Los vinilos calandrados son aquellos que se fabrican a partir de una mezcla de plástico que, una vez se comprime, se pasa por unos rodillos de presión (o calandras, de ahí su nombre). Tanto los vinilos monoméricos como los poliméricos se fabrican de esta forma, aunque con unas sutiles diferencias en su composición, por lo que ambos se consideran calandrados.

Vinilo monomérico

El monomérico es el tipo de vinilo más básico y económico que podemos encontrar en el mercado, pero eso no significa que no sea útil para determinados usos. Se fabrica con plastificantes de una sola molécula, lo que hace que su durabilidad sea más limitada y que se degrade y deforme más fácilmente, ya que es menos estable dimensionalmente. Por este motivo, el vinilo monomérico solo está recomendado para aplicaciones en interior y de una duración corta-media (por ejemplo, ofertas y promociones limitadas en el tiempo, campañas puntuales, etc.).

Vinilo polimérico

El vinilo polimérico, por otro lado, se fabrica con plastificantes con varias moléculas, que además son de mayor tamaño que las del monomérico. Esto hace que sea más estable y dure mucho más, por lo que presentaría una muy buena relación calidad-precio.

Estas características hacen que sea viable usarlo tanto en interior como en exterior y tenga un buen desempeño durante más años. Eso los hace ideales para aplicaciones de decoración, que necesitan mantenerse perfectas más tiempo.

Eso sí, no pueden con todo: si necesitamos vinilar superficies irregulares o con remaches o corrugados, tendremos que recurrir a los vinilos fundidos, más caros, pero de mucha mejor calidad.

Ahora ya sabes qué vinilo te conviene más según las necesidades de tu proyecto. Contacta con Plotea2 y consigue los mejores vinilos para cualquier tipo de uso. ¡Pregúntanos!

No hay comentarios

Deja Un Comentario

diecinueve + diez =