Motivos para elegir fotomurales antes que papel pintado
16884
post-template-default,single,single-post,postid-16884,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Motivos para elegir fotomurales antes que papel pintado

¿Sigues usando papel pintado para decorar tu local comercial? ¡Basta! En Plotea2 te desvelamos las 5 claves que harán que dejes de usar este material y apuestes por los fotomurales o murales fotográficos de pared. ¡Empezamos!

Colocación rápida y limpia

Si has decorado alguna vez con papel pintado sabrás que este proceso es lento, engorroso y difícil. Este papel debe colocarse al milímetro y evitar en todo momento que alguna parte de la superficie coja aire. Sin embargo, este problema no existe en los fotomurales ya que tienen incorporada una capa adhesiva más intuitiva y fácil de instalar. Aunque siempre es recomendable que este proceso de colocación lo realice un profesional, como el equipo experto de Plotea2.

Durabilidad y resistencia

Cuando decoramos una estancia debemos pensar además de en la estética del material elegido, en su durabilidad. El papel pintado al ser un material fino no puede humedecerse ni limpiarse con asiduidad, algo impensable en un comercio en donde la limpieza juega un papel fundamental en el confort y bienestar de los clientes. Por eso, con el paso del tiempo este material suele presentar humedades o manchas en su diseño. En cambio, los fotomurales al ser papel de vinilo son mucho más duraderos y resistentes. ¡Una apuesta segura para cualquier negocio!

Fácil sustitución

Si alguna vez te cansas del diseño de tu local o quieres adaptar tu decoración a una campaña en concreto, haber decorado con fotomurales te hará este cambio mucho más fácil. El papel pintado es muy difícil de quitar ya que su adhesivo corroe la capa más superficial de la pared o en muchos casos deja restos adheridos complicados de sacar.

Diseños personalizados

La creatividad en el papel pintado es mucho más limitada que los murales fotográficos: los diseños del papel pintado suelen ser repetitivos, mientras que en los fotomurales el diseño puede ser basado en creaciones mixtas, en composición de imágenes, etc. ¡Si quieres tener un negocio diferente diséñalo de forma diferente con murales fotográficos!

Profundidad visual y puntos de interés

Cuanto más podamos personalizar un diseño más efectos especiales y llamativos nos permitirá generar.  Este es el caso del formato fotomural, en donde a través de imágenes con profundidad visual o tipo 3D se pueden crear puntos atrayentes y llamativos en el local.  En el papel pintado estos efectos son mucho más difíciles de conseguir.

Y tras este análisis ¿sigues sin ver las ventajas de los fotomurales? Decora tu tienda, oficina e incluso tu hogar con este atractivo formato y olvídate de las paredes aburridas. ¡Confía en Plotea2 para hacer que tu local sea el más vistoso de Madrid!

No hay comentarios

Deja Un Comentario